El macabro hallazgo en el gobierno

La moción de censura y denuncias donde se revelaron los bombardeos que dejaron como saldo 8 menores asesinados por el ejército era solo el comienzo.

Noticias Uno se desplazó hasta el lugar de los hechos, una zona de difícil acceso entre los departamentos del Meta y Caquetá y descubrieron hechos macabros.

En el sitio donde cayó la bomba resalta un cráter de más de 12 metros de diámetro y 10 de profundidad en una zona de reserva forestal.

Aun se logran ver indicios de la masacre, incluso cuadernos y restos humanos que al parecer las autoridades no se molestaron en recolectar como parte del material probatorio.

Al indagar con las comunidades aledañas del sector, las narraciones estremecen a cualquiera que las escuche, después del bombardeo que masacro los niños según parece 3 de ellos lograron salvarse y corrieron por sus vidas.

La fuerza pública, cual cacería vil, los persiguió con perros y drones y los acribillaron en potreros aledaños, la comunidad recuerda los lamentos y gritos de auxilio de los menores.

Al parecer el número de víctimas es mucho mayor, según informan hay alrededor de 18 menores desaparecidos, los 25 que quedan temen por sus vidas y no van a la escuela.

La comunidad dice que la guerra volvió junto con el ejército a su territorio, que no han sido escuchadas en sus denuncias, que se extralimitan y se sienten abandonados y desprotegidos.

En el lugar de los hechos al parecer aún hay artefactos sin detonar y cuerpos bajo los despojos, es tan atroz el hecho que no se han molestado en hacer una indagación completa.

Incluso la persona que estaban buscando alias (el cucho) no corresponde al disidente y al cotejar muestras con familiares cercanos estas no coinciden, lo que deslegitima aún más la masacre, dejando miles de preguntas.

preguntas sin respuestas

¿Dónde están ols cuerpos de los jóvenes que salieron con vida del atentado y fueron acribillados después? ¿Por qué el ejército no tenía conocimiento que podría haber menores en el campamento si las comunidades los denunciaron? ¿Por qué no hicieron el debido peritaje de la zona? ¿que ocultaban con el hecho y quien autorizo ocultar la información? ¿quién es alias (el cucho) y porque según el cotejo de ADN es menor de 25 años?

Muchas preguntas sin resolver que el estado y la fuerza pública debe aclarar, tras la renuncia del ministro Guillermo Botero y la nueva designación del presidente Duque de encabezar el ministerio con quien fuera su canciller Carlos Holmes Trujillo, al parecer estas preguntas no se verán resueltas.

Por lo pronto la indignación en redes aviva los deseos de salir a marchar el próximo 21 de noviembre, cada desacierto del gobierno, incluido este, aflora en la sociedad el descontento.

Por otro lado, quien denunciara el hecho en primera medida el senador Roy Barreras recibió amenazas que lo obligaron a sacar su familia del país. Sin duda es la respuesta de una sociedad y una fuerza armada que no es capaz de autor reformarse y aprender de sus errores.

 

 

266visitas totales,1visitas hoy

Comentarios