Eran solo niños

 

El debate de control político que se dio en el congreso el día de ayer 05 de noviembre de 2019 citado por el senador Roy Barreras destapó  algo escandaloso.

A parte de los hechos actuales que ya han retumbado en el país como son los recientes hallazgos en el caso del asesinato de Dimar Torres quien según investigaciones fue víctima de un operativo planeado por el ejército, a través de un chat de WhatsApp. “ya lo maté” fue uno de los mensajes que se lee en el chat donde confirmaban el asesinato del excombatiente, contrastando esta información con las declaraciones del Ministro al afirmar que fue muerto en combate o en un forcejeo. A parte del asesinato del señor Flower Trompeta en Corinto Cauca donde según el informe del ministerio se afirma que el señor trompeta fue muerto en combate y que tenía en su poder material bélico, pero según las informaciones de familiares y reportes oficiales, el señor Flower fue retenido por el ejército y luego apareció muerto en la casa de su abuela, con impactos de bala por la espalda.

Contrastando los hechos que rodean el caso entre las versiones del comando operativo Apolo y lo que refiere la comunidad hay demasiadas dudas e inconsistencias, según esta investigación al señor Trompeta lo asesino el ejército fusilado por la espalda y trataron de ocultar el hecho, pero esto no fue lo más grave que denunció el senador.

Aparte de esto, se informó desde el ministerio de defensa el 2 de septiembre que se habían abatido 14 personas en el Caquetá en un operativo militar donde murió Gildardo alias (el chucho) y 17 personas más, quienes serían disidentes de las Farc, este hecho pasó desapercibido, pero lo grabe fue que entre los abatidos había 7 personas menores de edad y los otros menores de 25 años. Cosa que el ministerio jamás informó, estos fueron los menores asesinados:

  • Abimiller Morales (17 años)
  • Wilmer Alfredo Castro acuña (17 años)
  • Diana Medina Garzón (16 años)
  • Jose Rojas Andrade (15 años)
  • Jhon Édison Pinzón Saldaña (17 años)
  • Ángela María Gaitán Pérez (12 años)
  • Sandra Patricia Vargas Cuellar (16 años)

Según parece otros 4 cuerpos podrían también ser de menores, pero dado el estado de los cadáveres y el destrozo de estos solo se logró determinar que son menores de 25 años.

Este hecho ha desatado una ola de indignación y preguntas que hasta ahora el ministerio no ha resuelto,  mas tomando en cuenta que el personero municipal de Puerto Rico, Caquetá Herner Carreño,  afirma que había denunciado reclutamiento forzado de menores de edad logrando documentar 3 casos a finales del mes de Julio, 65 días antes del bombardeo que acabo con la vida de estos, lo que evidencia que las fuerzas armadas tendrían pleno conocimiento que había presencia de niños en el campamento abatido.

Colombia es un país donde no se ha legalizado la pena de muerte, y aun en países que la tienen instaurada los registros muestran que la persona más joven ejecutada fue un joven de 14 años que asesino a dos menores, dado que a una edad tan temprana hay muchos factores que se pueden corregir y atender, los derechos humanos priorizan entre otros los derechos de los niños y primordialmente el derecho a la vida y el libre desarrollo. Sin embargo un hecho de ajusticiamiento de estas proporciones deslegitima el estado como órgano que debe garantizar estos derechos por encima de todo, condenar a muerte a personas tan jóvenes sin la posibilidad de defenderse, víctimas de un conflicto irracional, del abandono estatal y revicitmizadas al ser tratadas como delincuentes que merecen la muerte, incluso en un país donde no es legal que el estado asesine, merece una reflexión y levantamiento de la sociedad, y sin lugar a duda una reforma al sistema, estructural y socialmente hablando. por ahora esta indignación exige la renuncia del ministro responsable de asesinar a quienes eran solo niños.

394visitas totales,14visitas hoy

Comentarios