Jussan Fuker y su defensa incansable por la vida y el medio ambiente.

Jussan

Desde la antigüedad el hombre se ha movido por el deseo, cuya existencia se da por la apropiación de todos los recursos del planeta y así mismo la explotación de ella, “somos grandes consumidores”.

Japón ha sido catalogado como uno de los países más consumistas del mundo y su producción es más baja que la cantidad que consume. Así como Japón hay muchos países que con la apertura de la globalización económica consumen recursos naturales excesivamente. Al aumentar la productividad se da un desabastecimiento de recursos, esa necesidad de recursos está provocando daños a la naturaleza que son incorregibles, conllevando a la muerte acelerada de la raza humana y más aún del medio ambiente. El modelo económico capitalista ha marcado a los países, no solo proclamando la desigualdad de países desarrollados y subdesarrollados, sino que se emplea el término de desigualdad nacional.

Colombia, llamada comúnmente como un país “mágico” por su biodiversidad y “salvaje” por la consecuencia derivada de actos estatales nefastos contra ella misma, busca de alguna manera la reivindicación en algunos sectores de la sociedad, la cúspide de esta transformación se refleja en movimientos indígenas liderados en Leticia. Es esencial integrar políticas justas para preservar la selva tropical amazónica, por ello, los líderes sociales juegan un papel muy importante en la preservación de ecosistemas.

El “pulmón del planeta” o selva de la Amazonía enfrenta cada vez más problemas ambientales, un estudio científico llamado ‘Amazon Tipping Point’ reveló que “…desde 1970 se han perdido más de 765.000 kilómetros cuadrados de bosque y en los últimos 50 años se ha deforestado el 17% del total de la vegetación en el Amazonas”. La liberación de la productividad de este departamento según Fuker, es lograr la transformación beneficiosa de todos los recursos del Amazonas, entre ellas la flora y la fauna como fuente clave para el desarrollo sostenible del territorio. Además, la inclusión indígena permitiría que la agricultura sostenible sea un camino para generar ingresos,  siempre y cuando se de la preservación de la biodiversidad y las riquezas culturales propias de la región amazónica.

Jussan Alexander Fuker, es un joven de 25 años candidato idóneo para la alcaldía de Leticia (de la mano del movimiento Alternativo indígena y socia) que busca elaborar una política destinada a la defensa del medio ambiente, sus propuestas fueron muy bien recibidas por lo que se destaca la participación activa de jóvenes. Para los pueblos indígenas, la conquista de sus tierras se traduce en miserias, en un proyecto frustrado que acabará con destruir todo a su paso. “Nuestra madre (la tierra), la de todos los seres vivos, está sometida, según la ley que se impone, tiene dueños, es propiedad privada”, es todo un reto para Fuker aspirar a un cargo en el que se centra el poder en personas adineradas que no asumen el compromiso de resguardar las riquezas culturales de los indígenas de este departamento.

Propuestas de Jussan

El consumismo es una realidad social que está afectando progresivamente tanto a los hombres como al medio ambiente. La buena gestión del entorno natural y políticas ambientales garantizan un nivel más alto de calidad de vida, y la comunidad de Leticia está asumiendo un deber ecológico con la madre tierra.

470visitas totales,1visitas hoy

Comentarios

Movimiento Naranja
Acerca de Movimiento Naranja
Movimiento alternativo que realiza sátira, activismo político y activismo social a través de las redes sociales, dando a conocer el acontecer diario nacional a través del humor. También realiza labor social presencial en las comunidades más vulnerables del país.