CAUDALES DE SANGRE, ¿UNA DEMOCRACIA PARCIAL?

ONU pide al gobierno colombiano sentarse a dialogar con los Paeces
Así se veía el Cauca tras el cierre de la última compuerta de Hidrouituango
Los medios tenemos la responsabilidad de visibilizar las zonas más abandonadas por el estado
ONU pide al gobierno colombiano sentarse a dialogar con los paeces

Un asta tricolor amorronada se oxida lentamente en el atrio de palacio. Suficiente hay con el tumulto, la vida social portátil autocomplaciente y el pésimo estado de las vías de la capital para desplazarse manteniendo la vista en dirección al suelo. El ensimismamiento obliga a ignorar que estamos en tiempos de grandes migraciones, de estampidas humanas, de fronteras rasgadas por senderos perpendiculares que dejan árido el suelo como evidencia de un entramado interminable de pasos heridos y agobiados. Se que es difícil pero debemos detenernos un segundo a responder ¿qué es nación? Ya no es un rectángulo ondeando arrogante a 10 metros de altura frenando la avanzada del enemigo o dando una señal al navegante, ¿es entonces un segmento “cerca de ti” en el buscador y una coordenada satelital determinada con precisión atómica? No, la respuesta no está en el primer resultado de búsqueda de Google.

La respuesta empieza en el cañón del Cauca en el departamento de Antioquia. Nación fue antaño la lucha por “un” valle fértil, tan inmenso a la vista como el largo del cauce del río hasta su nacimiento, si el éxito de una nación dependiera de cómo los asentamientos humanos alrededor del río han cuidado ese preciado recurso para hacerlo inagotable, Colombia fracasaría en la empresa porque secó el caudal del Cauca a lo largo de tres municipios durante varios días intentando aprovechar su fuerza, pero la torpeza y egoísmo de un estado corrupto comprometió su ecosistema y alteró la biodiversidad en torno al álveo (de la cual hace parte la especie humana), y expertos estiman que no se recuperará en varias décadas.

Nación es entender los recursos del territorio, principalmente el agua, que se apropien y aprovechen con respeto por la biósfera y esto obliga a un estado a invertir en investigación e ingeniería para perfeccionar las tecnologías que transformar inercia y gravedad en energía.

La respuesta sigue río abajo en las voces de la gente que habita esos territorios. En las riveras del Cauca se oyen voces paeces, guambianas entonando cantos a la madre tierra, que para ellos es el centro del universo que los conecta con todas las formas de vida, y se esconde o silencia su llanto cuando la tierra les es usurpada para darle un valor pragmático quedando en manos de alguien que no la siembre ni la cuide. Esas voces que nos ayudan a preservar la vida en uno de los valles fluviales más fértiles del mundo, han sido agredidas al arrebatarles su bien común más preciado, y se oye su ira al levantar un grito de protesta para reclamar a un gobierno cuya única agenda es lo que le indique la agenda estadounidense en latinoamérica, que les devuelva lo que ancestralmente les pertenece: 6500 hectáreas de planicies en el norte del departamento del Cauca.

Colombia lleva la aterradora cifra de más de 160 líderes sociales asesinados en lo que va de la era Duque, muchos de ellos indígenas que reclaman tierras arrebatadas con violencia. Silenciar una voz indígena no es solo un crimen de lesa humanidad, es un crimen contra el planeta porque ellos llevan milenios viviendo en armonía y simbiosis con la tierra sin desangrar sus recursos. Entonces, del concepto de nación hace parte un estado que reconozca y reivindique la diversidad étnica del territorio y escuche y aprenda de la sabiduría ancestral de sus culturas, entendiendo que la convivencia es un principio colectivo arraigado a los nichos más profundos y cada construcción parcial de la idea de sociedad debe ser respetada y conciliada.

Ahora la respuesta llega hasta la desembocadura del Río Rosario en el pacífico, un lugar remoto donde el gobierno colombiano no ha asomado en muchos años más que para vender promesas electorales. Un país parasitado por una élite política que centraliza y monopoliza el poder y financia sus campañas con escándalos continentales como el de Odebrecht, cómo da garantías a movimientos políticos minoritarios que representen, hagan visibles y atiendan las necesidades de los lugares más aislados del territorio para que puedan competir en la contienda electoral en igualdad de condiciones (?. Ese es el caso de Tumaco, un pueblo cercano a la frontera con Ecuador de población mayoritariamente afrodescendiente que hace parte del 30% del territorio que no tiene control por parte del estado y está en manos de disidencias de grupos guerrilleros, paramilitares y grupos armados extranjeros que compiten para adueñarse de las rutas del narcotráfico. Un pueblo a expensas de la represión y la violencia que hoy clama a los medios que lo hagan visible ante el gobierno para que éste se pronuncie y además de atender lo mencionado, proporcione la cobertura de necesidades básicas, disminuya el analfabetismo y la desnutrición.

Podemos concluir de esto que nación es también la búsqueda de valores posmodernos como la democracia entendida como el principio fundamental de la libertad en masa y ésta sólo es posible en una sociedad si se ha superado la violencia, si la educación y la salud son derechos y no privilegios, y ningún sector tenga que recurrir a vías de hecho con el fin de hacerse escuchar y/o sobrevivir.

Entonces si la democracia en el siglo XXI se fundamenta en una definición de nación que incluye entender y administrar con respeto por la vida los recursos de un territorio, reivindicar cada sector de la sociedad respetando sus dinámicas y sabiduría colectiva arraigada a su cultura, con un estado que tenga cubrimiento total del territorio, con justicia social para que la lucha por la supervivencia en lugares remotos no se sintetice en grupos armados o represivos al servicio de sectores radicales exterministas, y dando garantías para una participación ciudadana justa, ¿se puede decir que Colombia es una democracia plena?

Sara Marcela Angel Garzón

1604visitas totales,17visitas hoy

Comentarios