La decisión de Claudia

 

Con bombos y platillos fue recibida la victoria de la primera alcaldesa de Bogotá elegida por voto popular en Colombia. Ella marcaba una pauta de cambio no solo como la primera mujer, sino como la primera persona abiertamente homosexual que llegaba a un escaño de poder ejecutivo tan alto.

Claudia para muchos es el principio de importantes cambios desde la política que se deben empezar a dar en el país para abrir las puertas a la modernidad, sin embargo, se debate entre sus aspiraciones políticas y su legado frente a la situación del país.

Claudia ha sido una mujer fuerte y políticamente su criterio y carácter le ha brindado un reconocimiento en la izquierda y un motivo de persecución desde la derecha.

Su impulso final para alcaldía de Bogotá se dio gracias al movimiento feminista que termino siendo decisorio en estas elecciones, y aglomerando parte de la izquierda aun cuando según uno de los principales líderes Gustavo Petro, fue ella quien rompió unilateralmente el acuerdo que buscaba promover una unidad.

Pese a que Claudia tiene directrices claras que comparte con la izquierda en su actuar político, respecto a su visión y ha sido promotora e impulsado grandes causas como la consulta anticorrupción que logro obtener mas de 11 millones de votos, hay unos claros acercamientos con la derecha desde su visión económica.

Su acercamiento a Sergio fajardo quien fue su fórmula presidencia le cerró la puerta a establecer un dialogo concreto con líderes de izquierda, y pese a que en segunda vuelta presidencial apoyo a Petro, ambos como líderes no han logrado encontrar puntos afines que políticamente los acerquen a pesar de tenerlos, aun peor en el ámbito económico.

Distanciamiento de la izquierda

Las recientes críticas de Petro a como se vislumbra que será su mandato en la alcaldía y los fuertes reparos que hace al modelo económico que ella desea implementar en la capital dejan en el limbo este posible acuerdo lo que incluso llevó a sectores cercanos a él a declararse en oposición a la alcaldía de Claudia.

Pero, no fue así con el uribismo pese a que políticamente se muestran como contrarios económicamente el modelo los acerca tanto que el líder del uribismo ha aplaudido algunas de las decisiones de Claudia López.

Y no es para más, el mandato de Iván Duque ha generado un desgaste tal en el uribismo que se vislumbra que probablemente este no pueda acceder al poder en las futuras elecciones, sin embargo, no deja de ser una fuerza política importante que aglomera varios sectores de la política nacional. Esto ya se ha visto antes y aun cuando el uribismo se opuso a la consulta anticorrupción fue un consenso con ellos en el senado lo que termino permitiendo que se diera el proceso de consulta llegando al acuerdo que esta no se votara conjuntamente con las elecciones presidenciales

La consulta también fue aquel empuje que logro visibilizar a Claudia e impulsar su candidatura aun sobre alguien tan experimentado como Navarro Wolf, visto más a la izquierda por el uribismo.

Acercamiento a la derecha

De la mano de Fajardo y el MOIR Claudia ha podido consolidar un frente electoral fuerte incluso su acercamiento con sectores conservadores podrían a derivar en una posible alianza con el uribismo. Con lo que para el uribismo sería una tabla de salvación donde solo el sector más radical de este podría llegar a no estar de acuerdo, aun así, es ya visto que en política la derecha se mueve en bloque y poco desobedecen una decisión del líder principal.

si la alcaldesa de Bogotá no desea una alianza con Petro necesariamente tendrá que ajustar sus cálculos políticos y acercarse a Uribe y pese a que claramente ella promueve superar esta dicotomía, la política actual mantiene en vigencia estos dos líderes y ambos cuentan con una base electoral importante y que en algún momento el futuro presidente va a necesitar.

La decisión

El aspecto determinante que podría candidatizar a Claudia en las presidenciales será su ejercicio en la alcaldía de Bogotá, ahora con un concejo mucho más plural donde gran parte del gabinete fue renovado, sus ejecuciones vendrán de la capacidad de negociar y manejar dicha diversidad.

Petro se mantiene firme en su candidatura presidencial y su intención de alianzas y Jorge Robledo por su parte afirma que será el candidato de la unidad y que liderará un gran pacto nacional para el 2022. Así se van definiendo algunas de las aspiraciones donde sin duda Claudia López será una fuerza política decisoria y que podría llegar a determinar la próxima presidencia, dependerá en gran medida de las alianzas que decida consolidar y si su aspiración política frente a su ejercicio en la alcaldía de Bogotá que según sus primeras declaraciones y determinaciones tendrá poco acercamiento con la izquierda representada en Petro y Colombia humana.

Mientras que el uribismo en etapa crítica, pero que cuenta con fieles seguidores aún no tiene definido un horizonte claro o deja vislumbrar un posible candidato, lo que no sería seguro o cuando más estratégico es que Iván duque aspire una reelección, el uribismo deberá elegir un candidato propio o buscar una alianza con consulta, dentro de los que empiezan a sonar en el ala más radical se encuentra Paola Holguín y paloma valencia. Sin embargo, la maquinaria electoral ya no es suficiente y menos su base política, es claro que necesitaran consolidar una unidad que no sea encabezada por los radicales de su partido, pero que defienda sus intereses económicos ppreversos, depredadores

 

 

762visitas totales,2visitas hoy

Comentarios

González Villanueva
Acerca de González Villanueva
estudiante de 11 semestre administración de empresas, idealista, critico y sencillo abierto de mente, reservado y serio. Amo el agua