Operación Kamikaze de la bancada alternativa de oposición

La bancada alternativa integrada por senadores que llegan a esta gracias a una coalición de partidos entre los que se encontraban. El MAIS, el ASI,  la UP, todos somos Colombia y el movimiento Colombia Humana denominada lista de la decencia,  ha enfrentado grandes retos desde su conformación y  comportamiento en las elecciones, pero  eso no fue impedimento y finalmente lograron cinco curules en el parlamento, tres en senado y dos en cámara, estas curules han constituido parte fundamental de la oposición. Sumadas a la curul del hoy senador Gustavo Petro otorgada después de ser la segunda mayor votación en las elecciones presidenciales así como la de su vicepresidenta Ángela maría Robledo en cámara que hoy lucha por ella.

Sin embargo no es este el caso del senador Jonathan Tamayo electo por dicha lista y avalado por el movimiento Alianza Social Independiente (ASI) quien a pesar de pertenecer a un partido constituido en raíces de ideología de izquierda se denomina de derecha y apoya el ala más derechista que se podría decir tiene el país constituida por el centro democrático, partido hoy de gobierno.

Tanto es así su desacuerdo político de la bancada  que incluso avala el gobierno cursante y vota positivamente todos los proyectos del gobierno actual, incluso fue nombrado como embajador en China por el mismo presidente.

Sin embargo esta actuación rompe los principios tanto del partido como de la alianza que termino avalando el senador y como lo expresaba su compañero el senador Gustavo Bolívar, el señor Jonathan mejor conocido como Manguito es en varias oportunidades una ficha fundamental para actuar en nombre de la oposición pero favoreciendo el gobierno, puesto que en algunas decisiones se toman un vocero por partido, lo que logra un sabotaje al ejercicio de la oposición puesto que Manguito abiertamente apoya al gobierno. Por esta razón tuvo lugar una denuncia de perdida de investidura ante el consejo de estado. La cual se resolverá próximamente y encabezan sus propios copartidarios.

Los senadores se deben a sus electores y en su ejercicio el engaño a los sufragantes es causa fundamental  para perder su representatividad, en ese sentido la coherencia con su militancia y actuar se define en las múltiples aristas de la política nacional. Elegirse con un discurso y cambiar este una vez ya se es representante es motivo de condena y quizás sanción, misma que el comité ético del partido ASI esta analizando, y nos remite al bochornoso escándalo donde el senador Manguito quiso imponerse sobre su partido y la presidente, la cual resultó amenazada.

Es así como la bancada opositora asume un comportamiento Kamikaze para quitarle la investidura a uno de los suyos que según denuncian, esta curul hace más daño que beneficio a la oposición.

610visitas totales,4visitas hoy

Comentarios