Tras denuncia del Congresista Fabián Díaz, MinTrabajo abre investigación a Salud Total EPS por masacre laboral

El Congresista Fabián Díaz ha hecho denuncias, audiencias públicas y debates de control político sobre los casos de vulneración de derechos por parte de las EPS.

La EPS despidió el 31 de agosto de 2018, presuntamente sin previo aviso y de forma injustificada, a 60 empleados que fueron tercerizados.

El Congresista Fabián Díaz logró que el Ministerio del Trabajo abriera investigación a Salud Total EPS, ya que esta entidad habría cometido una masacre laboral, afectando el derecho al mínimo vital, seguridad social y la dignidad humana de 60 médicos, auxiliares y enfermeros que prestaban su servicio en Bucaramanga.

Mediante el auto 000456 del Ministerio del trabajo, esa entidad abrió investigación por la masacre laboral de Salud Total EPS en Bucaramanga

En la misiva, el Ministerio del Trabajo afirma que «se dispone AVOCAR el conocimiento de la presente actuación y en consecuencia dictar acto de trámite para adelantar averiguación preliminar a SALUD TOTAL EPS, por la presunta vulneración de normas laborales en lo individual y colectivo (…)».

La cartera de Trabajo pidió más información sobre el caso «con el fin de determinar el grado de probabilidad o verosimilitud de la existencia de una falta o infracción, para identificar a los presuntos responsables de esta y recabar elementos de juicio que permitan verificar la ocurrencia de la conducta».

El ente además pidió escuchar en declaración al Congresista, y sostuvo que realizará una inspección a las instalaciones de la EPS, para verificar el despido colectivo de los trabajadores.

Los hechos

Los empleados de la unidad de urgencias de Salud Total EPS en Bucaramanga fueron vinculados a través de una oficina de talento humano denominada ‘Medicall  Talento Humano’, e hicieron sustitución patronal a otras personas que llevaban varios años en sus labores, trasladándolos a una cooperativa de trabajo asociado llamada ‘Talentum’, que prestaba sus servicios a la EPS.

Además de la inusual forma de vinculación, el salario que recibían estos profesionales de la salud era flexibilizado, de tal manera que devengaban un 70 % de sueldo básico y el restante 30 % era catalogado como un «subsidio de alimentación y transporte», lo cual configuraba la tercerización laboral, con la que la entidad evadía sus  responsabilidades como empleador.

Desde hacía 14 años la Clínica Bucaramanga le arrendaba a Salud Total EPS las instalaciones de su quinto piso para que prestara sus servicios allí, sin embargo, luego de haber notificado el preaviso, la Clínica decidió no renovar el contrato el 31 de mayo de 2018, por lo que se creó una incertidumbre acerca de lo que pasaría con el funcionamiento de la EPS y por ende con sus empleados.

Luego de evasivas, dilataciones y falsas promesas al asegurar que sus trabajadores no se verían afectados, los funcionarios de Salud Total le notificaron a los trabajadores que daban por terminado el contrato laboral sin justa causa el 31 de agosto, dejando en la incertidumbre a estos profesionales, entre los que se encontraban mujeres embarazadas, que sienten vulnerados sus derechos.

Por estos hechos, el Congresista Fabián Díaz había denunciado la situación ante los Ministerios de Trabajo y Salud, la Superintendencia de Salud y la Secretaría de Salud de Santander, para llamar la atención sobre este caso y que las autoridades pertinentes tomen las medidas necesarias ante la situación.

1602visitas totales,1visitas hoy

Comentarios