Tras denuncia interpuesta por Fabián Díaz, la Procuraduría, Fiscalía y Contraloría ponen en la mira a Alcalde y concejales de Sabana de Torres

El representante a la Cámara por Santander, Fabián Díaz, evidenció un presunto caso de corrupción en la Alcaldía de Sabana de Torres, Santander.

Las indagaciones se dieron por irregularidades en la creación de una Oficina de Tránsito Municipal.

La Procuraduría General de la Nación abrió indagación preliminar al alcalde de Sabana de Torres, Sneyder Augusto Pinilla Álvarez, y a siete concejales de ese municipio, tras la denuncia hecha ante los entes de control por el Representante a la Cámara por Santander, Fabián Díaz, quien evidenció que se habrían cometido irregularidades en la creación de la Secretaría de Tránsito Municipal.

En la denuncia, el congresista manifestó que el Plan de Desarrollo Municipal no contempló la apertura de dicha dependencia, además de que la Alcaldía celebró un contrato de manera irregular con el señor Gerardo Ariza Ariza con el fin de realizar la consultoría para hacer el estudio de factibilidad, autorización, creación y definición de la estructura y operatividad de dicho organismo de Tránsito.

La Procuraduría pidió al Concejo Municipal de Sabana de Torres los acuerdos municipales que tratan de la Oficina de Tránsito local.

Díaz Plata recopiló las pruebas suministradas por el concejal de ese municipio Pablo Avendaño, y evidenció que el contrato celebrado el 30 de noviembre de 2017 por periodo de un año, no tiene los informes mensuales de ejecución, además de que se habría adjudicado teniendo un solo oferente, y faltando al principio de publicidad que obliga la Constitución.

La Procuraduría evidenció que mediante los acuerdos municipales 026, 027 y 028 de 2018 el Concejo Municipal habría autorizado al alcalde a modificar la estructura orgánica de la administración central y suscribir contratos, para que una “sociedad de economía mixta por acciones simplificada S.A.S” prestara los servicios de tránsito, hechos que irían en contra de los intereses del municipio.

La Fiscalía General de la Nación también abrió investigación a los concejales por presuntamente haber recibido dádivas del Alcalde.

En la denuncia además se alertó a la Contraloría Departamental, ante la probabilidad de comprometer recursos de vigencias futuras del municipio, gastos en los que incurriría el funcionamiento esta Oficina de Tránsito.

Por su parte, la Fiscalía General de la Nación investiga si en este caso también habría un presunto interés indebido en la celebración de contratos, y un peculado por apropiación en el que estarían incurriendo los concejales, al cobrar subsidios de transporte innecesarios y haber recibido dádivas del alcalde para que aprobaran las propuestas del ejecutivo.

8450visitas totales,2visitas hoy

Comentarios