La influencia en la opinión un favor al establecimiento

En una discusión poco reflexiva hemos encontrado a los líderes de oposición al gobierno, Gustavo Petro senador de Colombia Humana y Jorge robledo del polo. El rechazo hacia el segundo por su voto en blanco y la necesidad hastiosa de justificarlo con comparaciones y símiles absurdos con quien hoy gobierna ameniza esta discusión de no acabar.

Incluso a pocas horas de que se acabe el año los trinos que van y vienen por parte de quienes buscan justificar y defender su voto en blanco contra los señalan  que con esta decisión ayudaron al regreso del uribismo, no paran.

Se suman quienes serían dos de los mayores líderes de opinión, Daniel Samper y Daniel Coronel, este último completamente desdibujado de su postura crítica, sopesada y racional, donde los argumentos sacan la cara por su tesis. Sin embargo y pese a una trayectoria que nos hace reconocerlo como un gran periodista, pese a que ha sido víctima del uribismo en incontables ocasiones pasando desde calumnias a amenazas que hoy lo tienen en el exilio, aun con todos estos antecedentes no puede aceptar que su voto en blanco favoreció el regreso del uribismo y fue un error.

Y es que no se trata de una simple operación algebraica para identificar que aun con los votos en blanco sumados a Petro este no ganaría en segunda vuelta, la opinión frente al componente electoral de ellos como líderes y referentes cuenta y pesa en una sociedad que se informa muy poco respecto a las propuestas, replicar la mentira de homologar a Petro con Uribe terminó zanjando el voto hacia Petro en segunda vuelta que se sustentaba solo en la voluntad de quienes buscaban el cambio y quienes no querían el regreso del uribismo al poder.

Sus argumentos basados en aspectos personales característicos, comparaciones caprichosas y sin fundamento hicieron que quienes estaban indecisos y no votaron por Duque en primera vuelta regresaran al uribismo, porque

“más vale malo conocido que bueno por conocer”

así sus voces sirvieron para reforzar la tesis y la opinión en la sociedad que Gustavo Petro en un eventual gobierno era igual o peor que Uribe, y dado que el candidato era Duque pues mucho mejor.

Las críticas a la orgullosa y ostentosa personalidad de Petro que le ha traído más problemas que otra cosa, especialmente cuando ha gobernado, palidecen frente a la poca autocritica y aceptación que el voto en blanco y más su promoción desde espacios amplios de opinión, con los ojos de Colombia puestos allí, fortalecieron al uribismo en segunda vuelta. Y así como señalan a Petro y lo invitan a aceptar sus errores deberían tomar ese consejo personal y aceptar el error propio.

Nadie puede tener un candidato hecho a la medida, que represente al 100% de la población, pero en democracia se elige aquel cuyo ejercicio de gobierno favorezca a las mayorías, cosa que para Coronel y Samper no pareció importar, ya que pueden decir y sentirse orgullosos de no votar por alguien que “no los representa” aun cuando con ello ayudaron a elegir a un gobierno que tiene todo menos representatividad en el país.

A los Danieles

No pretendo entrar a señalar que ustedes han sido igualmente victimas del uribismo, pendenciero y amenazante, tampoco quiero que se tomen personal las reflexiones que derivaran de este mensaje. Sin embargo, extiendo una invitación a que fortalezcan su ejercicio periodístico con razones más que con emociones.

Ustedes son líderes y promotores de opinión y como tal tienen poder y criterio en la sociedad, pero con ello no quiero decir que son, y lo digo con las mismas palabras que ustedes usan, “mesías al margen de la crítica” ustedes también son personas, seres humanos antes que líderes, también sienten y cometen errores, esto es un llamado a la reflexión.

Ustedes están ante los ojos de un país que quiere despertar, que quiere dejar atrás un pasado sufrido, una política en función del egoísmo y el beneficio propio y personal, un estado que jamás ha priorizado el ser humano. Son ustedes agentes y precursores de ese cambio, pero curiosamente son también parte de un establecimiento cegado y negado a autor reformarse.

Así como se admira el ejercicio de Petro denunciando la corrupción particularmente almendrada en el uribismo, hoy en el poder, se les admira a ustedes que han tenido la valentía de denunciar, y con ello no quiero pretender imponer una agenda sobre quienes pueden ser objeto de critica y quienes no, solo que frente a Petro sus criticas dejan de ser objetivas y se convierten en una lucha de egos que a nadie favorece, que desgasta, que los hace quedar mal a todos.

Me niego a pensar que ustedes son lo que son por que el uribismo está en el poder y que en el momento en que este ya pierda su soberanía igualmente ustedes pasaran a la historia, ustedes son más que una voz crítica al uribismo, con quien usan todo el componente racional e investigativo para elaborar magnificas columnas, ¿por qué frente a Petro pierden el foco y la objetividad? No sé si les va a llegar este mensaje o si me leerán en algún momento, pero espero mucho más cuando se embarcan en este tipo de discusiones, ya va casi la mitad del mandato y aún seguimos discutiendo sobre que tanto ayudo el voto en blanco al uribismo. Hagámonos responsables de las decisiones que tomamos, pero también de aquellas que por egoísmo dejamos de tomar, movilicémonos hacia un país que pueda superar este tipo de disputas de una mejor manera.

A Colombia Humana

Finalizo un año de gran intensidad política, su principal líder representado hoy en el senado ha defendido causas sociales que lograron unir medio país entorno a un proyecto, sin embargo, hay mucho más por construir.

Las redes nos ayudan, actualmente hay una visión distinta del mundo, de la opinión y de lo que somos como sociedad, generalmente los debates alimentan la discusión y permiten consensos donde todos podamos llegar, favorecer discusiones inocuas y estériles aun cuando hay temas de relevancia sobre la mesa no dejan bien parado a nadie.

En la trayectoria que se ha dado, los avances que se han logrado deben seguir estimulando los cambios, aun los liderazgos que existen y son marcados están abriendo el camino a nuevos liderazgos que forjen las sociedades del futuro, pero debemos entender nuestro contexto próximo y la enorme debilidad que tenemos como país y sociedad, debemos saber cuáles discusiones amerita dar y cuales no, pero sobre todo se debe entender que los cambios se generan desde nosotros mismos y se irradian hacia los demás y no cambiamos haciendo siempre lo mismo, por eso es imperioso salir de nuestra zona de confort, especialmente si esta es intelectual y aprender a reconocer cuando es mejor dar la razón a los demás, aceptar el error y dejar el orgullo de lado.

Somos una suma de voluntades que soñó con un mejor país, que pensó en quienes no han sido favorecidos y que cree que, desde lo público, desde el mejor ejercicio de gobierno se puede lograr. Petro como líder a la cabeza debe seguir representando el movimiento, pero también debe entender que nuevos liderazgos se están forjando que en su momento continuaran los distintos legados.

Finalmente creo que la mejor manera de llegar a una unidad en todos los aspectos sociales parte del amor propio que me permita entenderme y cambiar por mí mismo y por la sociedad, reconocerme en el otro y entender que es más lo que nos une como personas que lo que nos separa como individuos. No permitamos que razones superficiales y económicas fracturen nuestra empatía y humanidad.

Un feliz 2020 para los lectores.

 

 

389visitas totales,1visitas hoy

Comentarios

González Villanueva
Acerca de González Villanueva
estudiante de 11 semestre administración de empresas, idealista, critico y sencillo abierto de mente, reservado y serio. Amo el agua