LA POLITIQUERÍA QUE SE QUIERE TOMAR LA COLOMBIA HUMANA EN CARTAGENA

Terminadas las elecciones presidenciales de 2018 y con un mapa político que dejo a la Colombia Humana de Gustavo Petro con más de 8 millones de electores y   exitosamente posicionado en casi todas las regiones de Colombia, muchos colombianos se estarán preguntando ¿Qué sigue ahora para este movimiento emergente? A través de los medios de comunicación se ha informado que La Colombia Humana está luchando para logar su personería Jurídica y en cada región se vienen realizando asambleas organizativas por directrices del mismo ex candidato presidencial.

Esto ha movido los hilos en todo el territorio colombiano pero más en la ciudad de Cartagena, (el corralito de piedra) donde el candidato Gustavo Petro obtuvo una votación histórica y estuvo por encima de su contrincante Iván duque  con una diferencia de 35.576 votos, este hecho histórico y la posibilidad de que el movimiento Colombia humana pueda tener personería jurídica ha despertado el amor por la política de muchos jóvenes pero lamentablemente también  el hambre político de algunos personajes con trayectorias cuestionables en el ámbito político y social de la ciudad.

Entre algunos nombres de estos veteranos está el de Juan Francisco Alíes ex alcalde la localidad 1 en el 2006 quien se desempeñó como jefe de campaña del Ex Gobernador Juan Carlos Gossain (Investigado por el cartel de la hemofilia) en sus distintas aspiraciones para Alcaldía y Gobernación con lo cual se evidencian los nexos innegables de Juan Alies con las mafias políticas locales. Para nadie es un secreto además, que Alies recibe una jugosa pensión de La Escuela Bellas Artes gracias a un acuerdo con el Ex Gobernador Gossain, como evidente cuota burocrática producto de favores políticos.

Otro personaje es Carlos Vargas Maestra Ex candidato al concejo de Cartagena, quien ostenta ser un líder alternativo pero tuvo un escándalo durante la campaña de Petro en 2010, donde según líderes de diferentes lugares del departamento de Bolívar afirman que recibió dineros del polo democrático como  financiamiento de la campaña del candidato presidencial, con un manejo presuntamente poco transparente de los recursos, por otro lado, el señor Vargas es muy cercano a Quinto Guerra ya que lo apoyo en el año 2015 como candidato a la Alcaldía y como si fuera poco decide apoyar en las ultimas elecciones a las atípicas al candidato Andrés Betancourt, no solo con temas publicitarios sino también colocando su vehículo personal a disposición del mismo para llevar electores, esto se debe a un acuerdo pactado entre Betancourt, Vargas, Alies, Gossian como un plan soterrado para recuperar alcaldía y gobernación.

Lía Margarita Muñoz, esta señora que se camufla entre los liderazgos alternativos, en el año 2011 aspiró al concejo de la ciudad integrando la lista del movimiento Afrovides perteneciente Al controvertido Yair Acuña investigado por sus nexos con paramilitarismo, en 2015 Lia Aspira a la asamblea departamental de Bolívar integrando la lista de opción ciudadanía perteneciente a Enilce López “La gata”. Cercana a Quinto Guerra desde 2015, en 2018 le fue retirado el apoyo político del partido Unión Patriótica después de comprobarse que buscaba negociar su candidatura a la alcaldía con el candidato Cesar Anaya y Andrés Betancourt como finalmente sucedió, este apoyo seguramente no fue gratuito.

Gustavo Petro y el equipo que lo acompaña a nivel nacional si pretenden tener éxito en las elecciones regionales de 2019 deben darse la oportunidad de revisar la conducta, trayectoria y las intenciones de personajes que pretenden abanderar el proceso, ya que en muchos casos sus intereses pueden estar más cerca a la política tradicional que a los deseos de cambio que fueron expresados a favor de la Colombia Humana en las elecciones presidenciales.

903visitas totales,11visitas hoy