Mujeres si pero no así, como NO excluirlas sin morir en el intento.

foto: portada del libro RESET de DAVID RACERO

¿La inclusión de la mujer en la política  como obligación y requisito mejora la democracia o es un mecanismo para seguir legitimando al corrupto?

Vale la pena aclarar que la corrupción es independiente del género, es un tema más cercano a la especie humana.

Si bien tenemos diferencias sustanciales, se debe analizar las políticas desde la igualdad en la ley, justamente una de las banderas que el feminismo lleva. Ir más allá nos permite determinar escenarios donde un individuo como ser humano no tenga privilegios ni castigos o privaciones por su sexo o género así como acceso a las oportunidades. Para que se de una construcción equitativa del contrato social, es vital la participación de todos especialmente la femenina en el escenario político.

Las recientes luchas, campañas y promesas  han decidido tomar esta espada como arma de reivindicación social, pero se debe tener en cuenta que posee doble filo, y parte de esa lucha se podría volver en contra, especialmente si eres hombre.

Para entender esto analicemos como las leyes pueden promover la corrupción y mantener la exclusión y el marginamiento, así mismo como una idea positiva de inclusión nos puede jugar una mala pasada.

La ley 581 del 2000 estipula una cuota de género del 30% para cargos de máximo nivel decisorio y demarca las sanciones de no cumplirse,  esto fue una de las principales condiciones exigibles dentro de las listas de partidos presentadas ante la registraduría,  sin embargo de los candidatos promovidos  a cargos como gobernaciones,  solo 12% son mujeres,  igualmente sucede con los aspirantes a alcaldías donde de 255 candidatos solo 31 son mujeres.  En cuanto a asambleas  las mujeres inscritas no superan el 37% al igual que a concejos.  Esta cifra necesariamente se asocia a la cuota de género que por ley se hacen de obligatorio cumplimiento. En muchas regiones del país las listas de candidatos inscritos se vieron en la obligación de incluir mujeres para cumplir dicha cuota, aun cuando estas no tenían la intención de participar, y terminaron con escaños que no  corresponden a la realidad política, solo dibujan una falsa fachada donde la mujer participa activamente.

En otro escenario uno de los partidos que sugiere el respeto a la mujer como un principio estatutario (Colombia Humana),  se enfrenta a un problema, más ético que legal, al apoyar un candidato con denuncias de acoso justamente presentadas por mujeres (Hollman Morris).

Lo curioso es que tanto él como las denuncias vienen de la misma línea de pensamiento y han logrado poner en jaque al propio partido incluso antes de constituirse legalmente, puesto que para algunos las denuncias son causal más que suficiente para que el partido no avale ni apoye el candidato. Esto ha servido de argumento político para aprovechar las banderas del feminismo como trinchera y punta de lanza de contrarios y opuestos. Lo contradictorio del asunto es que aun dicho candidato con denuncias de maltrato es el único que realmente se muestra distante de la actual administración, que no ha sido muy considerada con las mujeres, y cercano a un movimiento social con aspiraciones políticas que nace en el seno de un plan de gobierno diseñado por una mujer (María Mercedes Maldonado).Quien renunció a dicho movimiento por el apoyo que el presidente de este, dio a Hollman.

Y al parecer su renuncia obedece a una marcada línea de oposición abanderada en el feminismo, así lo demostró con la critica que hizo al parlamentario David Rasero por no poner mujeres en la presentación de su libro  “RESET: como cambiar la política sin morir en el intento” interpretando esto como una condenable falta de inclusión aun cuando el senador dio los motivos, y más aún cuando su libro se enfoca cambiar el continuismo y la tradición.»

Las mujeres no son solo una cuota obligatoria, la no participación en política es un tema que más que de obligatoriedad es de conciencia y empoderamiento,  sin una verdadera voluntad política y participativa no hay un buen ejercicio de los derechos así se incluyan mujeres en la foto.

 

 

 

 

 

 

 

 

482visitas totales,2visitas hoy

Comentarios