Nos politizaron el partido: La encrucijada de Rafael Dudamel

El 22 de marzo de este año la Selección Venezuela lograba un resultado histórico ante la Selección Argentina ganando 3 a 1 en un partido amistoso en el Wanda Metropolitano de Madrid (España). Independiente que fuera un amistoso fue un resultado maravilloso para Rafael Dudamel y para esta selección que se prepara para afrontar la Copa América que se va a jugar en unos tres meses en Brasil. Todo era alegría y más que le ganaron a la Argentina de Messi pero al momento de dar la rueda de prensa todos esperaban que se hablara de otra cosa menos de una eventual renuncia de Dudamel porque “politizaron el partido”

Dudamel dijo que no iba a tolerar que la Selección Venezolana fuera instrumentalizada para fines políticos y la gota que rebasó la paciencia del entrenador venezolano fue que se dieron a conocer en redes sociales unas fotos donde sale él y algunos jugadores de la selección venezolana con el “embajador encargado” ante España del “autoproclamado” Juan Guaidó cuyo nombre es Antonio Ecarri. Dudamel dijo que aceptaba la visita siempre y cuando no se divulgaran fotos o vídeos de la reunión pero pasó lo contrario y por eso el enojo del entrenador en esa rueda de prensa.

Dudamel dijo que no estaba dispuesto a tolerar que la selección venezolana fuera usada para fines políticos. Dijo que no iba a estar dispuesto a, que tanto chavismo como oposición, usaran a la selección venezolana a su gusto dando a entender que las dos posturas que tienen dividido al país vecino han buscado a Dudamel para que manifieste apoyo a una de las facciones en disputa a través del fútbol o de los partidos que disputa Venezuela. Lo del chavismo fue porque en el Sudamericano Sub 20 en Chile el embajador de Venezuela ante Chile (Sí, el embajador oficial o el de Maduro) también buscó a Dudamel y él mismo denunció que la misma Federación Venezolana de Fútbol está muy “politizada”. Viendo todo esto fue que decidió poner sobre la mesa su carta de renuncia.

Lo interesante de esto es que Dudamel sabe de la situación que atraviesa Venezuela, no es ajeno a ella y busca que con los partidos y los triunfos de la selección “vinotinto” logren unir un país dividido y polarizado. Dudamel desea que la Selección Venezuela sea un elemento de unidad nacional, al menos por 90 minutos como pasa con nuestra Selección Colombia que es la única que logra borrar las diferencias de toda índole entre los colombianos ya que la paz (algo que nos debería unir a todos) no lo logra.

Obvio que la situación venezolana tiene sus particularidades y no se puede comparar todo con la situación nuestra pero es notorio que Dudamel no quiere que se politice o se contamine la selección que dirige y que lo que busca es dar alegrías al venezolano independiente si es chavista u opositor. Además, vale decir que esto es una encrucijada que está afrontando el entrenador venezolano porque desea que no se politice su selección aunque esto implique que él mismo o algunos jugadores les toque manifestarse políticamente.

Y lo digo porque tanto Dudamel como dos referentes de la selección venezolana han aprovechado el fútbol o partidos de fútbol para mostrar ciertas posturas políticas. No se preocupen señores uribistas porque las posturas de Dudamel, Tomás Rincón y Salomón Rendón son antichavistas. Para seguir ahondando en la encrucijada de Dudamel tocaría irnos dos años atrás donde Venezuela lograba por primera vez en su historia llegar a la final de un Mundial Sub 2o de la FIFA cuya sede fue Corea del Sur. En 2017 Dudamel aprovechó, mientras era entrevistado, para criticar a Nicolás Maduro diciendo lo siguiente:

“Presidente, paremos ya las armas. Esos chicos que salen a la calle lo único que quieren es una Venezuela mejor, la que ría, la que sonría y la que disfrute de la vida”

¿Malo que diga esto? Para nada porque demuestra que no es ajeno y esperaba que este logro del fútbol venezolano en la categoría juvenil calmarán los ánimos porque para ese entonces estaban las calles de Venezuela en una tremenda disputa y en una ola terrible de violencia. Acá también es explícito que Dudamel no es chavista pero quería aportar de forma constructiva a solucionar la crisis. Al menos es coherente en el sentido que toca en sus respectivos momento separar fútbol y política como lo hizo ahora con la selección mayor pero hizo una excepción aunque vale decirle a Dudamel que la oposición también fue violenta, mató gente inocente en ese 2017 y era mejor un mensaje más conciliador porque varios, tanto dentro y fuera de Venezuela, usaron a su modo ese mensaje para politizar a esa Sub 20 que a la final quedó subcampeona pero sin dudas el mejor logro de Venezuela en materia futbolística.

Tomás Rincón es el capitán de la selección venezolana y ahora juega en el Calcio Italiano. En su efímero paso por la Juventus donde ganó un “scudetto” aprovechó la ocasión de una semifinal de la Champions League del 2017 para tomarse una foto con la bandera venezolana al revés que es un notorio símbolo de protesta de la oposición venezolana. Rincón si ha sido claro en su rechazo a Maduro o al chavismo pero aún así va a representar a Venezuela en los partidos internacionales y en sus redes sociales apoya a la oposición venezolana. Y Salomón Rondón es otro referente de la selección venezolana que ha sido explícito en su apoyo a la oposición venezolana y muy crítico de Maduro.

Tomás Rincón con la bandera de Venezuela al revés. Símbolo de protesta de la oposición al chavismo.

Es una encrucijada en la que no está solo Dudamel sino varios jugadores venezolanos que han hecho saber su postura política. El debate es si es adecuado el espacio para manifestarlos o no porque Dudamel fue claro en decir que durante los partidos no es el espacio adecuado pero aún así ya lo han hecho en ocasiones anteriores. Quizás ahora quieran no polarizar o dejarlo para otros espacios y que no sea el fútbol porque no quieren divisiones o polarizaciones. Es entendible, pero vale decir que esto tampoco es tan malo porque a veces si es necesario ver las posturas de los jugadores en situaciones complejas como la que pasa Venezuela. Ahora se sabe que Dudamel fue ratificado para seguir en el cargo y ya depende de él si sigue o no y como dije en mi columna anterior se van a seguir presentando casos donde se mezclan fútbol y política y simplemente queda estudiarlos o debatirlos porque tienen sus aportes interesantes.

876visitas totales,13visitas hoy

Comentarios

Javier Ruiz
Acerca de Javier Ruiz
Administrador Público, preocupado por el acontecer diario del país y del mundo. Interesado en temas políticos y sociales.