¿Regulación o libertad?

 

En la pasada legislatura se trató de impulsar un proyecto de ley para regular internet especialmente las redes sociales, el grito en el cielo de algunos hizo eco a tal punto que la ley no fue ni si quiera discutida.

En el parlamento ruso en febrero del pasado año se presentaba una ley que buscaba nacionalizar el internet y de esta manera tener control de las conexiones de las personas y crear un medio alterno a la red global.https://www.letraslibres.com/mexico/ciencia-y-tecnologia/el-internet-nacional-rusia-amenaza-el-internet-global

Como es claro el idioma ya no es una barrera para comunicarse, mediante los grandes avances en cuanto a lenguaje y comunicación escrita y verbal, ya no se hace necesario conocer una lengua para poder comunicarse.

Sin embargo, Rusia desea impulsar un sistema de internet aislado de la web común y global y que sea estatal, esto permitirá entre otras cosas la legalización y supervisión estatal de los contenidos que se comparten en la red.

Si bien es una medida que para algunos atenta contra la libertad que genera la red algunas desventajas de esta poderosa arma en el ejercicio de la sociedad nos pueden llevar a replantearnos si la internet y las redes necesitan regulación.

Hemos sido testigos como una tendencia virtual puede generar una reacción real que puede comprometer la integridad de las personas.

Los famosos retos virtuales como la ballena azul, momo o juegos violentos en redes comprometen la salud de los jóvenes quienes replican estas acciones de forma deliberada.

Internet también se ha convertido en un enorme mercado de cosas que generan valor, los contenidos y el acceso ilimitado a la información nos pueden enseñar desde jardinería o crochet hasta crear una mini bomba atómica en casa.

Sin hablar de la web profunda que más que un mito es una realidad latente donde los que no alcanzamos a comprender los límites de la perversión humana preferimos hacernos los de la vista gorda. Aun así, existe ese mercado negro y completamente libre donde se puede comercializar cualquier clase de productos, órganos, pornografía infantil, armas o droga.

El acceso a la internet y la necesidad de que más personas aprendan a manejar este tipo de herramientas abre el debate sobre nuevas perspectivas para evitar que se den usos nocivos, dañinos o comprometedores ya que estamos abriendo un nuevo ciclo, una nueva revolución que traerá consigo cambios en la sociedad, en la percepción del ser humanos, pero sobretodo en nuestra forma de aprendizaje y desarrollo.

Internet debe ser una herramienta más que un fin que determine nuestra conducta, por tal razón debería acercarnos a nuestro lado más humano y no separarnos de él.

 

263visitas totales,2visitas hoy

Comentarios

González Villanueva
Acerca de González Villanueva
estudiante de 11 semestre administración de empresas, idealista, critico y sencillo abierto de mente, reservado y serio. Amo el agua