Roledo se equivocó y se sigue equivocando

Francisco Rojas

Bastó que en su camino se cruce un líder popular con más peso político como Petro para que las bajas pasiones afloren y terminen por hacer presa a Robledo de la envidia y el rencor que lo ha situado en los niveles más bajos de la politiquería.

Jorge Enrique robledo es un arquitecto, profesor y político colombiano, senador del polo democrático electo para el periodo 2018-2022, además ha sido elegido por sexta ocasión como el mejor Senador.

Cada vez que hay elecciones  el senador obtiene una mayor votación debido a la gran labor que ha hecho en el senado de la república.  Pese a esto el senador se equivocó y se sigue equivocando. ¿Por qué me atrevo a hacer estas afirmaciones?, se preguntarán algunos lectores.

Si nos vamos un poco al pasado, más exactamente al 2014 donde Colombia elegía presidente y, como ahora, también se disputaba el mundial de futbol (en esa ocasión en Brasil), aunque parece una paradoja o una jugada del destino están perfectamente alineados.

En esa ocasión los candidatos que pasaron a segunda vuelta fueron Juan Manuel Santos del partido de la U y Oscar Iván Zuluaga por parte del Centro Democrático, donde Álvaro Uribe sigue siendo su gran líder.

Aparte de la complejidad de las elecciones y un mundial de futbol, sobre la mesa también estaba la carta del presidente Santos para ganar la presidencia: Los acuerdos de paz que prometió firmaría con las Farc.  Esas quizá fueron una de las elecciones más reñidas, y como es sabido en la segunda vuelta las alianzas juegan un papel fundamental para sumar una votación que dé la victoria, en esa ocasión clara López, Enrique Peñalosa y Gustavo Petro dieron su apoyo total a los que en su momento se estaba pactando en la Habana, y aunque todos esperan lo mismo por parte del senador Jorge Enrique Robledo, con un rotundo “Ni santos NI Zuluaga” marcó su posición, aplaudida por algunos  y criticada por otros,  pues lo que estaba en juego era el futuro de Colombia y la posible culminación de un conflicto entre guerrillas y estado colombiano.

Para la segunda vuelta de 2014 el Polo Democrático dejó en libertad  a sus militantes y seguidores de elegir, aunque la posición del senador Jorge Enrique Robledo ejercía una gran influencia en las juventudes del Polo, quienes percibían a Robledo como un hombre valiente y de palabra.

En el año de 2014, con una votación de 7.839.342 de Juan Manuel Santos contra 6.917.001 de óscar Iván Zuluaga, el candidato de la paz se imponía sobre su contendor. El presidente electo sacó su proyecto adelante y aunque sucedieron muchos tropiezos, quienes hemos sido testigos de este acuerdo podemos dar por hecho que el número de soldados y policías heridos en combate   se redujo casi en un 98% y esto es lo que no reconoce el senador, pues parece que le importa más su Ego y su prepotencia que reconocer que el Acuerdo firmado con las farc sí ha servido y ha ayudado a salvaguardar la vida de muchos colombianos inocentes que pelean entre sí defendiendo una ideología que  sólo les sirve a los dueños del poder económico y político del país.

La General Clara Galvis, administradora del hospital militar afirma: “El número se redujo como consecuencia del proceso de paz con grupos armados como las Farc”.

Fuente: https://twitter.com/HOSMILC/status/884509556872708096

Las cifras no mienten. La felicidad de las familias de los militares al tenerlos con vida tampoco.  El senador Robledo se ha equivocado otra vez al no brindar el requerido apoyo a Petro en segunda vuelta, aun sabiendo perfectamente que el voto en blanco que promovió sólo le servía a Uribe (Duque) para retornar al poder y retornar  la amenaza de la guerra, del “hacer trizas” el acuerdo de paz, como efectivamente está sucediendo incluso antes de su posesión.

Al final, Robledo con su pueril actuación y manera de pensar ha conseguido que diezme enormemente su credibilidad y resquebraje el prestigio que había conseguido a través de todos sus años en la vida pública.  Creímos  que su pensamiento  en favor de las mayorías de la sociedad colombiana era fuerte y  consistente pero nos equivocamos, bastó que en su camino se cruce un líder popular con más peso político como Petro para que las bajas pasiones afloren y terminen por hacer presa  a Robledo de la envidia y el rencor que lo ha situado en los niveles más bajos de la politiquería, donde se ubican los mismos y las mismas que decía querer combatir.

 

 

5778visitas totales,3visitas hoy

Comentarios

Movimiento Naranja
Acerca de Movimiento Naranja
Movimiento alternativo que realiza sátira, activismo político y activismo social a través de las redes sociales, dando a conocer el acontecer diario nacional a través del humor. También realiza labor social presencial en las comunidades más vulnerables del país.