Coronell, Vladdo, Faciolince y otros, ¿Por qué mienten contra Petro?

Coronell, excelente periodista, critica a Petro sobre la base de su opinión personal, que es respetable; lo cuestionable es que la hace pasar por fundamento fáctico, es decir, supuestamente basado en hechos, y ahí es donde quebranta su rigurosidad profesional, que lo ha posicionado como uno de los mejores en su campo.

En una serie de tweets, y ante el pedido de usuarios de las redes sociales de debatir con altura sobre porqué afirma que “Petro es pésima opción para presidente”, cita fuentes como la Cámara de Comercio,  pero esos mismos usuarios le responden con fuentes del DANE que las contradicen [1].

Recuerdo en el debate presidencial, la “peinada”* que le pegó Petro a Germán Vargas Lleras [2], cuando éste dijo: «mis estadísticas dicen que su alcaldía fue un fracaso», y Petro le respondió: «no sé a qué se refiere con mías, pero las que yo presento son las del DANE», dejando a Vargas en ridículo ante millones de televidentes. ¿Hoy le pasó igual a Coronell? ¿Por qué con respecto a Petro, quebranta su profesionalismo? Interesante cuestión.

Algo similar sucede con Héctor Abad Faciolince, el prolífico escritor, quien ha escarbado con lupa los wikicables, para equilibrar las cargas de desprestigio que se ha ganado a pulso (hechos probados) Sergio Fajardo (sobre su estrecha relación con Uribe), su gran amigo; pero resultándole infructuosa su  búsqueda sobre algo (por pequeño que sea) que deje mal parado al líder progresista, y como consuelo a su fracaso, publica algo sobre la relación de Petro con su ex esposa e insinúa violencia intrafamiliar, pero ese consuelo también le resulta ingrato: la propia ex esposa de Petro le responde haciéndole un llamado al respeto y a la retractación so pena de ser denunciado [3]. Era mejor que repitiera lo que decía la vez pasada: Que “Petro le genera desconfianza porque mira de lado, porque oculta su calvicie, o porque Carlos Gaviria (desde el más allá, seguramente) le contó que alteraba las actas del POLO”, era algo menos irrisorio.

Vladdo, uno de los mejores caricaturistas, hace lo propio: expone, en una columna en El Tiempo [2], su punto de vista personal y al igual que Coronell, hace pasar su opinión por hechos. Extraña que una persona culta y crítica como Vladdo acuda a un compendio de falacias  dignas de un estudiante de sexto de bachillerato, que por falta de preparación y experiencia, no tiene las bases sólidas para fundamentar su exposición. Critica que Petro hable del proletariado y de la burguesía hoy, como si esos términos se los hubiese inventado Petro o no permanecieran vigentes a través de la historia o no fueran términos académicos. No obstante pide no ser llamado ignorante. Que no hable de mafias, como si ese término tampoco se ligara a la academia dentro de la monopolización de la economía. VLADDO, le cuento algo: El mismo estado es una mafia, al haber sido atado por las cadenas de la plutocracia (u oligarquía, término también «petrista”, ¿verdad?).

Y según VLADDO, pronunciar esta terminología es «acrecentar los odios y polarizar», como si para generar Paz fuese necesario ocultar o maquillar la realidad; al contrario VLADDO, la paz se cimienta en la verdad y en las transformaciones sociales DEMOCRÁTICAS a partir de ésta.

Tilda a Petro de extremista y lo nivela con el uribismo, cuando su programa es socialdemócrata, o sea, un verdadero centro (si es que el «centro» existe en política, una discusión interminable). Nivelar a Uribe y Petro, un despropósito malintencionado y falaz, como se sustenta en este hilo de Twitter [4].

Se empecina en que «Petro es arrogante», una de tantas farsas que hacía y sigue siendo parte de la matriz mediática anti-Petro creada por la prensa privada. VLADDO, Petro es tan «arrogante» que se ofreció a cargarle las maletas a Fajardo y compañía, y éste sí, de forma ARROGANTE,  rechazó la propuesta.

Esgrime el pasado guerrillero de Petro como un descalificativo (falacia) ad hominem: «Es pésimo por haber sido guerrillero». En ese sentido Mujica, Mandela, Bolívar, Dilma y un sinnúmero de líderes ex guerrilleros ¿también serían pésimos? Por favor VLADDO, ¡coja seriedad!

Esgrime también la aritmética: «ni con votos en blanco, ganaba». La política no funciona así; debe incluir otras variables como el hecho de que muchos fajardistas se volcaron a Duque, la abstención, el terror a Petro generado desde el uribismo y la prensa privada, e incluso factores de entretenimiento como un partido clásico de fútbol que el mundial (no recuerdo entre qué equipos) presentaba aquel domingo de elecciones (Recordemos el éxtasis futbolero del colombiano promedio, que desdeña cosas fundamentales como la política por este deporte), etc.

Admite un hecho (lugar común): «Petro es íntegro» (esta palabra tiene connotaciones muy altas, no sólo se refiere a ser honesto), pero basa su ataque en una especulación, es decir, en otra falacia: «Si fuera presidente, estuviéramos igual o peor que con Duque»: («Mi especulación reemplaza la realidad y condena a Petro»), ¡Wow, qué rigurosidad, VLADDO!, nada subjetivo, ¿No?

Daniel Samper, María Isabel Rueda, Antonio Caballero, entre otro(a)s, son reconocidos influencers políticos que contra Petro no logran cimentar sus críticas con bases sólidas, y que repiten el esquema de los anteriores: Vociferar la propaganda negra de la gran prensa privada: “egocéntrico”, “arrogante”, “vanidoso”, y otros argumentos risibles dignos de una pelea de niños.

¿Por qué estos profesionales del periodismo y la crítica política, cuando de Petro se trata, plantean falacias y muestras de una emocionalidad pueril, a cambio de argumentos serios?

Sencillamente porque es  muestra inequívoca de que la matriz mediática anti-Petro (parte fundamental del establecimiento) de que “es malo”, es una incuestionable REALIDAD y no un invento para la «victimización de Petro», como quieren presentar. ¿Hacen parte de la misma maquinaria del establecimiento, solo que barnizados como críticos a éste?, la respuesta la tienen ustedes, estimados lectores.

 

*Peinada: Término coloquial que hace referencia a dejar sin argumentos a otra persona en un debate o discusión.

 

 

Referencias:

[1] https://www.razonpublica.com/index.php/regiones-temas-31/7518-la-bogot%C3%A1-que-deja-petro-en-cifras

[2] www.facebook.com/watch/?v=10157390343336679

 

[3] https://twitter.com/EpicuroDeSamos_/status/1118336426951827456

[4] https://twitter.com/EpicuroDeSamos_/status/1049076892073177088

 

 

51279visitas totales,3visitas hoy

Comentarios

Epicuro de Samos
Acerca de Epicuro de Samos
Miembro de Movimiento Naranja. Un joven del común, preocupado por la situación económica, política y social de nuestro país. Activista político en redes, por el despertar de la conciencia colectiva de la sociedad colombiana. “Que nadie, mientras sea joven, se muestre remiso en filosofar, ni, al llegar a viejo, de filosofar se canse. Porque, para alcanzar la salud del alma, nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven.” –Epicuro