La wiki-pifiada de Coronell

Coronell ha dedicado tres días enteros a hablar de Petro.  Hoy lanza su columna “Petroleaks”, sabe que su sello vende, tanto así que hizo campaña de expectativa.  El nombre con que bautiza la columna provoca curiosidad, más aún cuando días atrás se reveló (comprobó) la estrecha relación Uribe-Fajardo con el ht #WikiFajardo,  ¿Acaso desea compensar cargas?

Y nuevamente, y al igual que en sus trinos, antepone su opinión a los hechos plasmados en los cables liberados por Assange tras su detención. ¿Otra “pifiada” igual o peor que su cascada de tweets? ¿Qué tan triste puede ser ver a un periodista de su talla, recurrir a la victimización ante la avalancha de argumentos de los progresistas y del propio líder, Gustavo Petro?: Mucho, pero Coronell no fue inmune a esa vieja práctica de quienes ven perdido el debate. Ha explotado en agresividad,  nivela a Petristas (progresistas) con Uribistas, desdeñando cualquier atisbo de la lógica aristotélica, cátedra básica del periodismo y otras profesiones, algo sumamente extraño en él.

Igualar a Uribistas y Petristas, un exabrupto de ese tamaño y en una persona culta, solo puede encerrar —en últimas— la esencia malintencionada de igualar a Uribe con Petro, toda vez que sus seguidores,  al considerarse tales, avalan sus ideas y comportamientos; y le sirve a Coronell como alimento de la matriz mediática del establecimiento de que existen dos extremos: “Divide y vencerás”, parece ser la consigna.  Y no solo equivale a verter sobre su público una montaña de falacias de composición, de equivalencia errónea, de grupo, falacia genética, de generalización apresurada, incluso, de falacias ad hominem, entre otras, envueltas en un reduccionismo desconcertante para quienes hemos seguido sus investigaciones,  sino que significa pasar por alto la muestra histórica y el más elemental análisis político. Veamos:

¿Petro tiene 300 investigaciones congeladas? ¿Sus hijos se enriquecieron obscenamente durante su mandato? ¿Petro está involucrado en el genocidio de diez mil jóvenes («falsos positivos»)? ¿A Petro se le ha comprobado un sólo caso de corrupción por minúsculo que sea? ¿Petro o su familia está en los “Panamá Papers” y demás paraísos fiscales? ¿Petro cambió la Constitución (sobornando congresistas) para reelegirse? ¿Petro está acusado de masacres? ¿Petro firmó licencias de vuelo a capos como Escobar, Lehder o el clan Ochoa? ¿Petro se eligió con apoyo de grupos paramilitares y/o con fraude en la Registraduría? ¿Petro amenaza o llama violadores de niños (Uribe a Daniel Samper) o extraditables (Uribe a Coronell) a los periodistas? ¿A Petro la Corte lo tiene investigado por fabricar testigos falsos? ¿A Petro lo acusan de asesinar a los testigos en su contra? ¿A quién no lo dejaron gobernar los corruptos, incluso lo destituyeron con trampa como se comprobó? ¿En qué gobierno fue que chuzaron a periodistas, investigadores y opositores políticos para asociarlos con la guerrilla? ¿Quién es el creador de la ley 100? ¿En qué gobierno se le quitó a los trabajadores sus derechos como las horas extras, a las pensiones se les subió la edad, las mesadas, etc? ¿Quién puso los contratos a 3 meses sin derechos laborales bajo una esclavitud moderna? ¿Quién atenta contra el Acuerdo de Paz que ha salvado millones de vidas? ¿Quién nombra ministros corruptos a sabiendas de serlos? ¿Quién está asociado con la creación del narco-paramilitarismo y su expansión a nivel nacional, y quien lo destapó en debate en el Congreso? ¿Quién ha auspiciado los más grandes casos de corrupción de la historia de Colombia, y quién es el que los ha denunciado a riesgo de su propia vida y la de su familia (exiliada)?.   ¿Un progresista amenaza de muerte, como lo hacen muchos uribistas?

Coronell, una cosa es el apasionamiento (yo le llamaría indignación, desde el progresismo)  que acarrea la  defensa de un líder, sus ideas, y sus hechos; y otra —muy diferente— creer que ese apasionamiento sea patente de corso para equiparar posturas ideológicas evidentemente antagónicas. ¿Usted, acudiendo a Falacias poco elaboradas?

Pero centrémonos en su columna: Se  confirma (según wikicables) que Petro ha estado siempre contra las Farc (y no solo ahora: “una estrategia política”, como afirmaban muchos), al ser quien inició esas  denuncias, siendo —paradójicamente— investigado y condenado un uribista: Un político del Caquetá, el Sr Luis Fernando Almario.  Saca —forzadamente— algo sobre Chávez, pero no puede ocultar la palabra que en los mismos cables aclara ese tipo de vínculo: PÚBLICO.  Pero recordemos que más allá de ser público, fue irresoluto y hasta enojoso: Petro critica a Chávez, y al chavismo en general, desde el 2008; contrario a Fajardo, quien escribe odas a Uribe desde 1996, veamos:

 

 

(Criticando a Chávez por intromisión en asuntos internos e incluso defendiendo a Uribe ante insultos de Chávez. Los uribistas callan sobre este hecho):

«No me interesan los insultos de Chávez», le respondió Petro en el 2010.

 

 

(Pueden ver más fuentes que sustentan las duras críticas de Petro al chavismo en este link: https://threadreaderapp.com/thread/1106596637949001731.html?refreshed=yes)

 

«Uribe, el Hombre», Oda de Fajardo a Uribe, (1996):

 

«El Gobernador Uribe», otra oda de Fajardo a Uribe.

 

 

¿Y Fajardo qué velas tiene en este entierro?, ninguna, pero Coronell  le dio una, al nombrarlo en su columna sugiriendo —según su opinión— que no es “Caballo de Troya de Uribe”.   Y las opiniones de Coronell ya sabemos que las quiere pasar por hechos.   ¿Por qué nombrar a Fajardo, y además venderlo como “distanciado de Uribe”?,  ¿Y por qué remata su texto con otra falacia de falsa equivalencia: «Si Fajardo es uribista, Petro sería un chivato»? (‘Sapo’, para que nos entendamos) ¿Solo porque Petro creyó que en su partido había gente con nexos con las farc?, al contrario, Coronell: Petro lo que demuestra es poseer una infranqueable lealtad a sus principios, como cuando no dudó en denunciar a Samuel Moreno y su combo a riesgo del descrédito de su grupo político y de ganar enemigos, pudiendo haber tomado la cómoda posición de no irse en contra de sus copartidarios, como sí lo hizo el candidato que prefirió ver el Proceso de Paz seriamente amenazado («hacerlo trizas»), para no irse en contra de sus “amigos”.

(Debate Farc-política por Petro: https://www.youtube.com/watch?v=-2bCbzLvY9A )

Adenda:

—Coronell alega “insultos de fanáticos petristas”, pero insulta a  María Mercedes Maldonado, ex secretaria de hábitat y planeación en la Bogotá humana, tan solo por desearle feliz cumpleaños a Petro.  Afortunadamente el fanatismo no hace parte de Coronell:

 

—Sus tweets  y retweets son muy dicientes: Coronell aboga por un “centro”, nivela a Uribe y a Petro, pero quiere dejar bien  parado a Fajardo: La columna lleva implícito el deseo de limpiar lo percudido de Fajardo por el uribismo.   Exhibe sus propios anhelos adobados en falacias del falso dilema o del tercero excluido, frases como “Si Uribe y Petro siguen, estamos condenamos”, “Petro debe retirarse de la contienda”, “fortalezcamos el centro”, entre otras, ¿son muestras fehacientes que Coronell, el más equilibrado, riguroso  y profesional de los periodistas, está haciendo campaña política mimetizada en una “revelación” que no revela nada?.  ¿Qué papel jugaría Vargas Lleras en todo esto?, ¿Está despejando un «NUEVO»centro indefinido,  conveniente nada más para el VIEJO statu quo? Como siempre lo digo, las respuestas las tienen ustedes, estimados lectores.

 

 

 

 

30647visitas totales,4visitas hoy

Comentarios

Epicuro de Samos
Acerca de Epicuro de Samos
Miembro de Movimiento Naranja. Un joven del común, preocupado por la situación económica, política y social de nuestro país. Activista político en redes, por el despertar de la conciencia colectiva de la sociedad colombiana. “Que nadie, mientras sea joven, se muestre remiso en filosofar, ni, al llegar a viejo, de filosofar se canse. Porque, para alcanzar la salud del alma, nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven.” –Epicuro